Quiénes Somos

El Observatorio de Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad Mental nace con el propósito de contribuir  a visibilizar la realidad que viven hoy las personas con discapacidad mental, las que cotidianamente ven vulnerados sus derechos humanos  e impulsar su necesaria transformación.

Su objetivo es contribuir a perfeccionar la legislación chilena sobre derechos humanos de las personas con discapacidad mental y promover el establecimiento de las mejores prácticas relativas a su plena inclusión social, conforme a las normas y estándares internacionales vigentes en la materia.

caras

El año 2008, nuestro país ratificó la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad que busca “promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con discapacidad, conforme a su dignidad”. Lo que en parte Parcialmente esto  se expresó en la promulgación de la Ley 20.422 sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de las Personas con Discapacidad.

Anteriormente, el año 2000, el Ministerio de Salud puso en marcha el Plan de Salud Mental y Psiquiatría, con importantes logros en la dignificación de las personas con Discapacidad Mental; avances en la implementación del modelo de “psiquiatría comunitaria” que promueve la participación de la comunidad y la implementación de modelos residenciales distintos a los dispositivos hospitalarios institucionalizadores.

Son reales los avances en los últimos 20 años, sin embargo, en el aspecto normativo, permanecen cuerpos legales en abierta contradicción con los estándares asumidos, que deben ser armonizados y reformulados en torno a una Ley de Salud Mental.

Un solo ejemplo: la Ley 18.600 – que desde 1987 es la única normativa específica para esta temática en el país-  consagra varias disposiciones discriminatorias para esta población y entra en profunda contradicción con la Convención, señalando por ejemplo, la posibilidad de celebrar contratos de trabajo para este grupo, con una renta inferior al sueldo mínimo, lo que por supuesto respalda e incentiva la desigualdad y los priva de ciertos derechos.

A la luz de los desafíos de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y en especial, de las personas con discapacidad mental, hemos impulsado la creación del Observatorio de Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad Mental, con la misión de  recabar y actualizar información, desarrollar, difundir conocimiento, promover el respeto de sus derechos , visibilizar y denunciar su vulneración y  colaborar en la adecuación de las leyes y políticas del país.